Creatividad: ¿Qué es ser creativo? Ventajas y beneficios

Para saber qué es ser creativo e innovador, basta cambiar la perspectiva sobre las cosas tal como se presentan, es decir, tratar de percibir cualquier fenómeno ordinario de forma diferente a la manera como se muestra. Con sólo este ejercicio de imaginación, se podrá comprobar que esta cualidad está presente en cada persona, pero hay que activar y estimular la creatividad presente en cada una, desarrollando nuevas habilidades; descubre la tuya, y aprende cómo aplicarla al negocio, en este post.

Qué es ser creativo

¿Qué es ser creativo?

Desarrollando el enunciado anterior sobre qué es ser creativo, en principio se debe resaltar que es un tema bien complejo, y el cual se aborda generalmente desde el ámbito de la psicología, puesto que se manejan diversas teorías al respecto. No obstante, una definición genérica y de aceptación general, afirma que la creatividad representa la capacidad y habilidad de propiciar nuevas ideas o premisas, asociadas entre sí, con el propósito de presentar soluciones a ciertos planteamientos, de forma original y diferente, creando por tanto, nuevas y originales ideas.

Por tanto, ser creativo, es ser original, imaginativo y constructivo, divergente o creativo. Directamente vinculado a la capacidad cognitiva, también presente de algún modo, en ciertos primates superiores, pero no así, en los sistemas computarizados, toda vez que estos son producto de ese proceso creativo del propio hombre. Con dicha creatividad, al igual que pasa con otras capacidades cerebrales como la propia inteligencia, y la memoria, agrupa distintos procesos mentales vinculados entre si, y que no han descifrados en su totalidad la fisiología humana.

Como bien se conoce, la memoria siempre está en estudio, por la complejidad que supone el mismo, lo cual ha conllevado a dividirla en memoria a corto plazo, a largo plazo y la sensorial. Donde el pensamiento original obedece a un proceso mental nacido del imaginario. De hecho, hasta la actualidad se desconoce la forma de diferir de las estrategias mentales entre el pensamiento habitual y la creatividad, donde la cualidad creativa se valora según el resultado final.

Se debe agregar además, acerca de qué es ser creativo, que el proceso creativo está presente en una buena porción de la especie animal, no obstante, al parecer, la diferencia de competencias entre ambos lados del cerebro, es una condición inédita del ser humano, y se enfatiza al parecer, puesto que aún no hay pruebas conclusivas al respecto.

Donde el problema para estudiar la creatividad animal, radica, en que una buena parte de especies de cerebros, son diametralmente opuestas a la del hombre, que se especializan en responder a estímulos y demandas visuales, olfativas, y ambientales.

¿Cómo ser más creativos?

Para responder a la interrogante formulada hoy sobre qué es ser creativo, se debe afirmar que esta yace en la mente, por lo que resulta necesario ingresar en la misma, dar el paso, atreverse a pensar distinto a los demás, retarse. Inclusive, algunos conocedores del área, sugieren, la necesidad de erradicar algunos hábitos o cosas, para volver a aprenderlas, pero esta vez de la mejor forma y creativamente que antes.

Pues, el ser creativo genera elementos que nunca las hubiera ideado nadie más, de hecho, sobre ello abundan los ejemplos sobre qué es ser creativo, como veremos más adelante. Donde el hombre, es creador de monumentales maravillas, colocando a la vista del mundo su mente aguerrida; aliado de las ideas; demostrando que jamas se dará por vencido.

De lo anterior se deduce que la creatividad es para el hombre una herramienta poderosa y de gran utilidad para cualquier acto de la vida humana. Responde por tanto, a un talento inédito y especialísimo, que puede ponerse en práctica bien se en la vida individual cotidiana, así como en la profesional; donde su sólo término, tiene un sonido hermoso y mágico.

Tan mágico, que lleva al hombre a crear auténticas maravillas para el mundo, y todo ello gracias a su capacidad creativa; por tanto cuando se plantea o existe duda sobre qué es ser creativo, bastará detenerse y observar las obras del hombre.

Señalan algunos especialistas, que la chispa creativa se presenta un segundo cada hora, cuyo momento cuando se percibe, se debe aprovechar para sacar ventajas, y es lo que hacen los exitosos en diversos campos, como el arte, la ciencia, la filosofía, la tecnología, los negocios, entre otros. Y esto tiene lugar, sea que al pensar no se le ocurra nada creativo, o dejarse llevar por la relajación, que no debe ser profunda,  para crear cosas que jamás hubiera imaginado en otros momentos.

De hecho, muchas experiencias creativas ocurren en eventos inimaginables, lo que lleva a muchas personas a cargar consigo su lápiz y una libreta, para cuando llegue la magia, o se reciba la visita de la musa inspiradora. El cual no tiene fecha ni hora, pudiendo llegar en la playa, en una cena, una fiesta, etc.; en todo caso, cada vida es un mundo, y conoce sus hábitos, lo que determina la forma cómo se abren las compuertas de de la creatividad que se guarda en alguna zona del cerebro.

Vale acotar además, que el proceso creativo va de la mano con la tecnología, el contenedor es ese ser inquieto que desea acertar con algún aporte, que intenta solucionar algún problema que aqueja a una empresa, de hecho, muchas de esas personas no duermen cuando se les asigna alguna tarea de esa índole, como puede ser, idear y crear mecanismos para optimizar ciertos procesos productivos; conducir un producto a la preferencia de los consumidores; motivar a las personas; entre muchos otros ejemplos.

Lo que permite concluir, que el ser creativo, es ser inventivo e inquieto, no seriamente brillante, no permanecen tranquilos hasta lograr la solución al asunto planteado. No obstante, a los fines de entender mejor lo qué es ser creativo, se dejan a continuación 5 prácticas sugerencias, que pueden ser de gran utilidad para descubrir o identificar el proceso creativo:

No limitarse: como refiere la premisa, de que el corazón no tiene fronteras y la imaginación menos. Lo cual quiere decir, que debe disfrutarse todo lo que se pueda, y descubrir también, todo lo que se quiera; siendo de gran ayuda, el tema de la libreta el lápiz, para apuntar aquellas ideas que llegan a la mente durante el día y, poder estudiarlas y cristalizarlas, puesto que creatividad surge en cualquier momento. Y mientras más se aproveche, cuanto más se estará desarrollando.

Otra fórmula para potenciar la creatividad, sugieren algunos expertos, es la meditar; pues una mente calmada piensa mejor, por lo tanto, si está centrada se puede conectar directamente, y con más intensidad con la realidad para transformarla, y al mismo tiempo, no tener temor al fracaso.

Aprender de los expertos, y crear premisas propias: y es que la creatividad es una habilidad que se puede aprender y poner en práctica. Y nada mejor, que develar aquellos hábitos de los especialistas en sus procesos creativos, y que pueden servir de guía. Para ello, puede ayudar asistir a exhibiciones, charlas, eventos, lectura de textos especializados, etc.

Buscar elementos motivadores: esto invita a conocerse y descubrirse asímismo, ya que esto permitirá determinar aquellos entornos donde se puede sentir mayor comodidad, y habilitado para dar lo mejor de sí,  sin cerrarte a nuevas oportunidades. Porque, no todas las personas tienen los mismo intereses, no todos le emocionan o le inspiran los mismos estímulos y experiencias. Se trata solo de toparse con el canal propio.

No abrumarse, descansar, sentir, conectarse de otra manera con la realidad:  es decir, no obligarse a generar nuevas ideas o soluciones forzadamente; pues de cerrarse, se corre el peligro de bloquearse interiormente. Por ello, hay que tener en cuenta esos momentos de poca inspiración la frase, y plantear que mañana será otro día, y seguro será mejor, siendo lo mejor en este caso, descansar y darse el tiempo para pensar.

Juntarse con personas inspiradoras: el hecho de reunirse con personas activas y despiertas creativamente, puede ser muy motivador sin duda. Se puede aprender de sus saberes, al oír con atención se pueden descubrir indicativos que lleven a la idea que se ha estado buscando para algún proyecto personal o empresarial. De tal modo, que disfrutar se convierte en un ejercicio necesario, cuando se desean lograr importantes resultados creativos en la vida.

Se puede dar el caso de una persona con un alto potencial de imaginación, pero se desconozca la mejor forma de estimular su creatividad, para que logre sus grandes ideas. Por tanto, si se toman estas sugerencias, en poco tiempo con seguridad, la creatividad puede dar un giro de 180 grados. Puesto que afirman los expertos, que el pensamiento creativo, no obedece a un talento mítico, sino a una habilidad, por tanto, capaz de practicarse, estimularse y alimentarse.

Según se infiere de los 5 componentes expuestos sobre la creatividad, como una condición subyacente en toda persona, por lo que no debe olvidarse que cada persona posee un talento único y propio; y que fácilmente se puede aprender a desarrollarse, aplicándolo a la vida, y creciendo cada día de forma también única y plena; pero que requiere de pequeños esfuerzos.

La personalidad creativa

Como se ha venido refiriendo desde el inicio, la creatividad en el ser humano, es un tema objeto de numerosos y constantes estudios, debido principalmente a lo apasionante de la mente humana, a fin de terminar con precisión qué es ser creativo. Algunos de esos estudios llevados a cabo, señalan que luego de comparar personas de una determinada profesión con sus colegas menos creativos, a personas creativas, seleccionados basados en sus logros, dentro de los cuales se cuentan arquitectos, científicos y escritores.

Encontrando como respuesta, algunas distinciones entre aquellos sujetos con gran creatividad, y los muy poco o nada, y que esta no yace en la inteligencia, tal como se mide en las pruebas de la misma. De tal manera, que una persona creativa puede, distinguirse del resto, solo en peculiaridades de su personalidad.

Existen, desde luego algunas distinciones, aunque se ha comprobado que el hombre creativo, suele ser introvertido, requiere de extensos lapsos de soledad, y al parecer, disponer de poco tiempo para lo que él denomina futilidad de la vida cotidiana, así como de las relaciones sociales. Asimismo, suelen ser muy intuitivos, e interesarse por el significado abstracto del mundo exterior, más que por su percepción sensitiva.

Por tanto, las personas creativas generalmente presentan problema para vincularse con sus pares, suelen evitar nexos socialmente. Habitualmente, tienen la inclinación de pensar que buena parte de la gente normal, es corta, además de sus prioridad de dominio sobre los demás, todo lo cual los aleja de la posibilidad de establecer nexos humanos en un grado de igualdad.

Asimismo, aparentan estar libres de prejuicios y convencionalismos, pues se interesan muy poco por sus semejantes, o lo que otra persona piensen de ellos. Cabe resaltar, que todos estos supuestos son aparentes, pues, son objeto de estudios constantemente.

De igual forma, manifiestan poco o casi ningún respeto por los hábitos, costumbres y normas establecidas, así como por la autoridad en lo todo lo que se refiere a su campo de acción, prefiriendo confiar en sus propias percepciones o juicios de valor. Por su parte, aquellos hombres creativos, logran elevados resultados en los tests sobre feminidad, lo que es señal de que tienen una mayor sensibilidad, y son más conscientes de sí mismos, más abiertos a la emoción y a la intuición, que un macho medio de la cultura occidental.

Uno de los aspectos que resalta de este tipo de personas, es su predilección por lo complejo; una muestra de ello, es suponer que una persona creativa, tiene una nueva idea sobre un desconocido, y la sociedad solo no cree que demanda creatividad. Requiere programar alguna táctica, hasta lograr que su proyecto se apruebe e impulse, como puede ser, una inversión dineraria para ponerla a funcionar; influir en otros para realizar cierta labor en equipo, y así hasta acabar con las posibilidades.

A los fines de ilustrar el tema sobre qué es ser creativo, se tiene que aquellos individuos con personalidad creativa, es posible establecer o diferenciar 2 grupos diferentes de los mismos, por una lado el artístico, y por el otro, el científico. Pese a que las características principales son las mismas en los dos casos, el artista es más presto que el científico a manifestar su inconformidad, frente a su propia vida como en su trabajo.

Asimismo, mientras el artista informal es corriente, el científico no es nada convencional, siendo relativamente extraño; los artistas y científicos creativos son proclives, inclusive, a ser más estables en sus emociones que las personas comunes, y cuando esto no ocurre de este modo, su inestabilidad se hace presente o manifiesta en forma de ansiedad, crisis depresivas, desconfianza social o excitación extrema, algo similar a una neurosis totalmente desarrollada.

Mientras que en el mundo de los artistas y escritores, la genialidad se confunde y se relaciona, generalmente, con la demencia; en esta tipología de personas, se muestran con excesiva frecuencia, en neurosis graves, inclinación desproporcionada a las drogas, al alcohol y diversas manifestaciones de locura. No existiendo tanta relación entre creatividad y cociente intelectual; siendo por tanto compatible, ser altamente creativo y poseer una inteligencia media, o tener mucha inteligencia, pero no contar con capacidad creativa.

De tal manera, que los fundamentos transversales capaces de potenciar la creatividad, bien se en el ámbito personal como empresarial, se pueden resumir en 4 aspectos básicos a saber:

  • Se necesita buscar ese elemento: el cual supone, cualquier aspecto, tema, proyecto u otro que subyace en el interior de la persona, pero que permite la autorealización, y que la persona se perciba como alguien que dejará una huella, un legado a la posteridad, aunque muera.
  • La pasión: este representa el componente central en los niveles de Inteligencia Emocional, por lo que se hace presente en todos aquellos procesos de búsqueda, y elección del elemento, ya referido.
  • Perseverancia, trabajo y control: corresponde al desarrollo creativo, y resalta por su alto nivel de esfuerzo, planeación, reiteración y retroalimentación. Generalmente, este se asocia, de forma equivocada, con una forma única de creatividad; conocida como la idea feliz, inmediata, y solo está al alcance de unos pocos.
  • Riesgo de extrapolar la zona de confort: se concibe de este modo, puesto que la creatividad representa intrínsecamente alguna forma de valentía, riesgo y atrevimiento. Donde la analogía con las figuras protagonistas o heroicas de casi todos los cuentos o cómics, son determinantes para identificar la necesidad de salir de la rutina y de la comodidad, para intensificar los vínculos cognitivos y emocionales de la creatividad.

Bloqueos a la creatividad

Para desarrollar este apasionante tema sobre el cerco de la creatividad, es necesario referir al personaje que ideó el método basado en el desarrollo que lleva este mismo título, llamado Alvin L. Simberg. Este autor argumenta que las personas tienen un alto nivel de necesidad de socializar, lo cual influye en su conducta, a tal grado, que en una amplia mayoría, solo quiere desempeñar su papel como el sujeto social que es per se.

Este comportamiento, obedece a la necesidad de integrarse y ser parte de la sociedad, haciendo todas las actividades necesarias y que hagan falta para ello, puesto que le es imprescindible una forma de orientarse, aceptando aquello que se considera como bueno, y malo.

En sus distintas fases del proceso de enseñanza/aprendizaje, el individuo se irá asiendo a ciertos estereotipos, con la intención de resolver o satisfacer cada una de las necesidades biológicas y sociales que vayan surgiendo, adoptando ciertos patrones y/o modelos de conducta, que le irán marcando la pauta sobre cómo satisfacer tales necesidades, al tiempo de orientarse en el medio social.

Generalmente, la persona no necesita buscar nada fuera de estos patrones, y menos aún, generar otros nuevos, si no quiere ser alejado por el resto de sus pares. De esta manera, el individuo es dotado de esas normas, pautas y modelajes de relacionamiento social, hasta convertirse en una personalidad social, sujeta y presta a todas las actividades al nivel de civilización de la sociedad donde se mueve, y que dan forma a su personalidad.

Vale agregar además, que la inventiva no se enseña, pese a que si se puede aprender, rompiendo la vida rutinaria, esto quiere decir, rompiendo con aquella conducta que lleva a hacer lo mismo cada día, o tal vez, romper con el hábito de hacer siempre lo mismo.

Esto significa, que la misma persona que pretende imaginación o soñaba con su idea creativa, será quien deba sumergirse en el océano de su mente, y en su interior, a fin de propiciar sus propias competencias del pensamiento y personalidad. Los bloqueos, pueden obedecer a ciertos eventos vinculados con la personalidad, tales como:

  • Profunda y alta especialización.
  • Un racionalismo extremo.
  • Un enfoque superfluo.
  • carencia o poca confianza en sí mismo.
  • Poca o nada de motivación.
  •  baja o deficiente capacidad de escucha.
  • Un respeto en exceso por la norma y la autoridad.
  • Un espíritu nada crítico, ni observador.

Además, estos bloqueos pueden deberse a distintas variables o naturaleza, donde destacan los siguientes bloqueos:

  • Emocionales: corresponde en este caso al miedo o temor de hacer el ridículo, o a equivocarse, y al mismo tiempo se relaciona con una autocrítica personal y con una carga negativa.
  • Perceptivos: este se refiere, a que al percibir el mundo que le envuelve, se percibe con una visión pobre, limitada y reducida, no se puede observar lo que los demás, los creativos, observan con nitidez.
  • Culturales: este factor está directamente relacionado con los cánones sociales, y que acondicionan y entrenan el ser humano para ver y pensar, de una determinada forma, aunque este proporcione visión pobre, estrecha y distorsionada de la propia realidad.

Técnicas para la creatividad

En este aspecto, vale mencionar que generalmente las inhibiciones y limitaciones de las personas cuando desean manifestar sus opiniones, pueden ser dominadas por medio de ciertas técnicas grupales, y para este fin, se requiere de personas prestas a ofrecer ideas novedosas para solucionar el problema planteado. En este escenario, los participantes son animados a proponer todo tipo de ideas, cualquiera que le venga a la mente, aunque sea extraña o loca, sin ser objeto de ninguna clase de censura o crítica.

Por lo general, esta dinámica a los niños no les da miedo, y revelan sus trabajos creativos de forma muy natural, y les da mucho gusto exhibir todo tipo de ideas, como pueden ser, dibujos, pinturas, alguna figura armada con bloques, manejar algún instrumento musical de diferentes formas, hacer algunos ritmos con material de su entorno, participar en la representación de un cuento o en una pequeña obra de teatro, etc.

A dicho proceso, se le denomina además como breck torming, que consiste en un método creativo de grupo, y consta de 2 partes: una que se basa en una experiencia y aporte desinhibida de ideas, que por absurdas que parezcan se toman en cuenta por el conducto de la dinámica.

Lo importante en todo caso, es reconocer, compartir experiencias con los cercanos, vecinos o compañeros de grupo, y cuyo propósito es que juntos armen en complicidad  la acción a seguir; donde además, aquellas personas que más destaquen por su creatividad, serán valoradas en su entorno, o donde lo requieran. Un elemento común de las personas creativas, es su entusiasmo e imaginación, y especialmente, porque tienen confianza en sí mismos, pues develar algo nuevo que se les ocurrió, no es algo fácil que acepte la sociedad.

Otras modalidad de aumentar la creatividad en el ser humano, han sugerido de estudios sobre los estados mentales durante los cuales los individuos creativos, obtienen generalmente su inspiración. Además, se puede afirmar que el proceso creativo compacto, casi invariable, esto quiere decir, que la mente del inventor se preparada con anticipación, a propósito o no, a través de la compilación de la información importante acerca el problema que preocupa.

Normalmente, la mente produce intentos continuos de exponer el problema de forma lógica, aunque negándose a aceptar alguna resolución definitiva. Donde tal solución en sí, la idea creativa y definitiva, nace siempre cuando la persona no está centrada en el problema, sino cuando está en un estado de abstracción, como una especie de sueño despierto o ensoñación.

Dicha inspiración imaginativa tiene lugar muy menudo, en viajes, sean en tren, autobús, o en el baño, cuya monotonía es capaz de reproducir un estado de ensimismamiento, ideal para facilitar un trance creativo. Pues se estima, que en tales estados de consciencia, las barreras opuestas al inconsciente, suelen caerse, dando rienda suelta a la fantasía y a la imaginación.

Finalmente, se debe agregar que dichas técnicas van desde las muy pocas o nada estructuradas, hasta las muy elaboradas y estructuradas. Una muestra de una técnica altamente estructurada es la llamada triz, que es distinta a las técnicas como lluvia de ideas, que se basa, justamente en generar ideas aleatorias, al pensamiento lateral y recetas heurísticas. Y más tarde ambas técnicas son se complementa con otras, como son las clasificación de ideas, mapas conceptuales y mentales, selección y cuantificación de ideas y diagramas de ishikawa.

Detectando la creatividad

Para detectar la creatividad, es bastante difícil captarla por medio de un test formal, y además, generalmente estos test son tan fidedignos como los test de inteligencia. Los procedimientos indicados para evaluar la creatividad se fundamentan en todo tipo de respuestas, algunas insólitas y otras originales, capaces de llevar al sujeto a formularse preguntas como ¿Qué cantidad de usos piensas que pueden darse a un ladrillo? o ¿Qué efectos se derivan del hecho de prohibir los vehículos privados?

Este tipo de evaluación, pone de manifiesto la existencia de dos modelos mentales primarios, por un lado el convergente y pro el otro, el divergente. El sujeto convergente, es propenso a tratar los problemas lógicamente, y a establecer vínculos convencionales. Mientras que los que el divergente, tiende a usar juicios ilógicos o marginales, con la intención buscar soluciones innovadoras ebetty.

Resalta la intuición, el pensamiento original, el irracionalidad, el valor y flexibilidad. Existe una manera indirecta de evaluar la creatividad más adaptada a modelos psicométricos, como la propuesta en la prueba crea, acaecido en el estudio sobre la versatilidad cognitiva. Este procedimiento supone que la cantidad y accesibilidad de las conexiones neuronales propias de una mente sobreinclusiva, puede ser un buen indicador de la potencialidad creativa de una persona.

En este sentido, el sistema educativo occidental se inclina por el niño con inteligencia no creativa, es decir, el convergente, y no así al creativo. Este chico puede poseer un carácter no deseable de lleno; siendo sencillo por tanto, que sea temeroso, reservado, con poca disposición a creer siempre en la palabra del docente, prefiere seguir sus propios instintos antes que acogerse a las limitaciones del programa de estudio.

Mientras que el modelo opuesta al convergente es, por naturaleza, una persona que se amolda fácilmente al tipo de tarea que demanda el sistema educativo, sin colocar en tela de juicio, la orientación intelectual y pedagógica del docente. Ahora bien, se debe aclarar que esta segmentación entre el divergente creativo y el convergente de mente convencional no es, per se, absoluta.

Teniendo en este sentido, sujetos convergentes a los que se solicitan respuestas del test, como si fueran divergentes, es decir, como suponen estos que respondería un artista nada usual, y pueden responder muy similar a las de los divergentes genuinos.

Todo esto indica, que si bien es cierto que existan diferencias innatas e inalterables en los sujetos en cuanto a su creatividad, la manera de pensar de los conformistas, no obedece tanto a una incapacidad para el pensamiento original, como al temor ante la posibilidad de percibirse como un extraño o raro, al miedo a no se aprobado por la sociedad, o la desconfiar de la intuición antes que de la razón. Un componente fundamental de la creatividad, es la autonomía respecto a las opiniones de los demás.

Seguramente, este sea el motivo por el que buena parte de personas altamente creativas, sean hijos primogénitos, ya que, habitualmente, dicha postura familiar conlleva a una actitud autónoma, aunque, algunos no hijos únicos, pueden ser también muy creativos. En este caso, se aplica un test, para valorar el nivel de conformidad social, que consiste en preguntar si una línea proyectada sobre una pantalla, es más extensa o corta que otra de referencia proyectada con anterioridad.

Teniendo en este caso, que el sujeto creativo emite su parecer luego que cierta cantidad de individuos expongan las suyas. Para este los demás son, realmente, colaborador del examinador, y sus opiniones, erradas y hasta irracionales. No obstante, otro tanto, repetirán la opinión de la mayoría, pese a que no quiere decir, que nieguen lo que ven con sus propios ojos. Aquellos que se muestran en su opinión indiferentes, a lo que expresen los otros, suelen también a mostrar una ala creatividad en los tests respectivos.

Qué es creativo, y la inteligencia

Para determinar con precisión lo qué es ser creativo, se han hecho numerosos estudios sobre la relación entre creatividad e inteligencia, entendiéndose  por un largo tiempo, que existe una correlación entre estos dos términos, aunque en realidad, no sea de este modo, según las razones que se exponen seguidamente, basadas en estudios sociales:

Existe mayor probabilidad que existan personas creativas en el seno social con un cociente intelectual alto, que con uno bajo, aunque debe decirse que no el total de las personas inteligentes son creativas.

Se afirma que los zurdos, es decir, aquellas personas que su cerebro izquierdo es más desarrollado que el derecho, resultan mucho más inteligentes y creativos que las diestras. Pese a que al respecto, se ha dado un gran debate, y que no ha permitido llegar a un consenso definitivo en la comunidad científica, que permitan relacionar ambos casos con la inteligencia y la creatividad.

Ello pese a que ciertos estudios apuntan a que efectivamente, sí existe una correlación menor entre los zurdos y la creatividad/inteligencia. De hecho, existen numerosos ejemplos, de personas con esta condición, muy famosos, aunque no esté probado, que su éxito se deba a tal condición.

Se estima que creatividad e inteligencia, corresponden a habilidades de la mente opuestas entre sí. Inclusive, la inteligencia, según valoraciones arrojadas en las pruebas estándares como mecanismos de evaluación, se valoran como pensamiento convergente, la capacidad de seguir pautas de pensamiento aceptadas, al tiempo de ofrecer soluciones correctas a un problema planteado.

Se ha señalado al respecto, que casi todas las pruebas para medir la inteligencia de hoy día, ponderan especialmente las habilidades, y la actividad que acaecida en el hemisferio izquierdo. Mientras que la creatividad, se mide a través de los resultados, pues, esta es la única manera de observar lo que es ser único, como las otras personas observan creaciones hermosas cargadas de color, la forma e innovación nacida de ser creativos en eventos cotidianas, o en resolución de problemas.

Colaboración creativa

Más allá de qué es ser creativo, son las formas colaborativas de la creatividad, teniendo al respecto, numerosas formas de acompañar la producción de un contenido artístico, dentro de las cuales destacan, las siguientes formas:

Trabajo conjunto: representa el caso cuando 2 ó más sujetos contribuyen a una labor unificada, y según estas contribuciones son valorados como iguales. Estos aportes son unidas en partes inseparables o interdependientes, de una misma unidad; atendiendo a las normativas que regulan las autoría, a esto se le denomina autoría compartida.

De tal modo, que cada autor puede explotar todo el conjunto sin la aprobación del total de autores, teniendo solo el deber de compartir las regalías obtenidas. No obstante, un autor puede por sí mismo, licenciar la labor de las terceras partes no exclusivas. De modo, que para dar a una tercera porción a la exclusividad, deben estar de acuerdo en otorgarlo a todos los autores.

Trabajo colectivo: en este caso, los autores contribuyen a un trabajo en conjunto, como una manera de recopilación. Donde los autores en lo individual, retienen el derecho de autor de su aporte, pero la parte colocada junto a estas, se valora como autor de todo el conjunto, y tendrá los derechos de uso de las contribuciones individuales, sólo en la labor colectiva, y también en las ediciones posteriores de esta labor conjunta. Este modelo es típico de publicaciones periódicas y antologías.

Trabajo derivativo: este tipo de labor, se basa en un trabajo ya existente. Una muestra de este modelo, es una cinta derivada de un guion. Asimismo, un vídeo mash-up, también se puede percibir como una derivación de las diferentes piezas musicales y vídeos. Para generar un trabajo derivativo, el creador debe poseer la permisología para usar el subyacente trabajo previo, salvo, que transforme sustancialmente el citado trabajo, en cuyo caso se considerará como un trabajo nuevo.

Biología de la creatividad

Acerca de la biología de la creatividad, se creía hasta años recientes, que el cerebro humano contenía áreas funcionales exclusivas, lo que fue así hasta que a través de la intervención de la imagenología, se constató que en el momento que se lleva a cabo alguna función, el cerebro responde de forma muy similar ante una orquesta sinfónica, donde interactúan diversas zonas cerebrales entre sí.

Asimismo se estableció, que en el momento que una zona del cerebro no especializada es dañada, otra área es capaz de hacer una reemplazo parcial de sus funciones. Determinándose la forma maravillosa de funcionar la mente humana. Existen diversas teorías que aseguran que cada hemisferio del cerebro, afecta la forma de pensar de una persona. Donde una de ellas, es capaz de dividir a los pensadores en dos campos: los simultáneos visuales y secuenciales lineales.

Según esta teoría, los diestras mayormente, usan su hemisferio izquierdo, encausa la información en una secuencia lineal, donde un compendio debe culminar previo a iniciar con el siguiente. Aquellos sujetos cuyo hemisferio derecho es dominante, tal como sucede con los zurdos, y se cree que esto ocurre con los creativos, encausan la información con simultaneidad visual, forma esta donde diversos esquemas se tratan paralelamente.

Para ilustrar lo anterior, es posible hacerlo con las palomitas de maíz, donde de mil copos, una de ellas es color rosado. Ahora, en este caso corresponde a un sujeto identificado con la secuencia lineal, observa una por una cada una de las palomitas, hasta hallar la que está tinturada de rosa, en tanto, que el individuo ubicado en la simultaneidad visual, las extenderá todas, y observará visualmente todo el conjunto de palomitas, viendo que una es rosada.

Una consecuencia de este efecto lateral, es la manera de encausar la información, puesto que las personas de lateralidad cerebral izquierda requieren completar una labor antes de comenzar la siguiente. Ahora, a los sujetos de lateralidad cerebral derecha, en contraste, se sienten cómodos al hacer diversas tareas, en aquellos que tienen una mayor habilidad. Lo cual les hace mostrarse ante la mayoría de personas con la condición lateral cerebral izquierda, como si no terminasen nada.

De manera alterna, aquellos sujetos con simultaneidad visual poseen una extraordinaria habilidad multitarea, lo que seguramente represente la raíz de las anécdotas que sugieren que son más creativos. Puesto que una amplia mayoría de personas procesan la información a través del análisis, como la mejor forma resolver un problema separándole en partes, y analizando cada una por separado.

Y a su vez, la simultaneidad visual, presente en casi todos los zurdos, procesan la información bajo su perspectiva de síntesis,  resolviendo el asunto planteado como un todo, intentando emplear un método de relaciones para solucionar el problema planteado. De tal forma que, estas formas de pensamiento perceptivo, no son un todo o nada; es decir, la forma de procesar la información, funciona como una continuidad, donde algunas personas son más visualmente simultáneas, mientras que que otras son más lineales secuenciales.

Lo cual, permite explicar mejor la informática; donde un microprocesador apenas puede encausar una unidad de información a la vez, indistintamente de la cantidad de tareas que realice. Pero un ordenador con diversos procesadores, realizando la misma tarea a la misma velocidad, es más veloz. Puesto que todavía no se conoce con exactitud el modo de funcionar del cerebro humano, el supuesto sobre las distintas formas de procesar de la información deberá ser constatado o descartada por estudios futuros.

Según estudios efectuados por la neurobiología, los factores biológicos responden generalmente a la herencia. Por ello, la madurez mental, posee un compás fijado por los genes; siendo muy significativo el entorno social y natural, que envuelve a la persona. Así, la capacidad creativa puede valorarse como una forma de pensamiento divergente, como la capacidad de pensar de forma original e innovadora, y que resalta de las reglas aceptadas, y logrando dar con diferentes soluciones a un problema, inclusive, aunque se modifiquen los planteamientos del mismo.

Ahora, en lo referente a denominado pensamiento lateral o divergente, aún no se sabe con certeza cómo funciona, y más cuando se contrasta con otros áreas de la investigación psicológica. Lo que sí se conoce, es que los ambas regiones cerebrales, replican uno en otro, por lo que están comprometidos en distintas formas de actividad.

Como bien se sabe, el hemisferio izquierdo es más activo en los izquierdo, se especializa básicamente en los procesos referentes a la inducción, la deducción y el lenguaje, en tanto que el hemisferio derecho, proporciona facultades ópticas y su memoria visual, el espacio, la apreciación de la forma, el color y la creatividad.

La manera de elaborar y procesar la información es diferente en el lado izquierdo. Pues no usa los métodos convencionales para el análisis del pensamiento que usa el izquierdo. Siendo una región integradora, que percibe los eventos y estrategias del pensamiento, de forma plena.

En el núcleo de las facultades viso/espaciales no verbales, especialista en sensaciones, emociones y competencias espaciales, visuales y sonoras como la plástica y música, integra distintas formas de datos, como los sonidos, imágenes, olores, sensaciones,  y los transmite como un todo.

No obstante, faltan numerosas zonas inexplicadas, como son las relaciones anatómicas particulares entre las funciones intelectuales y grupos celulares cerebrales, que permanecen aún sin definir. Mientras que aquellos procesos de la memoria a corto y largo plazo, la conciencia del ser o del yo, el subconsciente, el superyó, el lóbulo frontal y la personalidad, las endorfinas, otros neurotransmisores, el pensamiento, entre otros, son más complejos, siendo posible que sus funciones involucren la totalidad del cerebro, y no solo áreas específicas del mismo.

Por su parte, los estudios confirman que la innovación creativa demanda la coactivación y comunicación entre las áreas cerebrales que en la mayoría de los seres humanos, están poco conectadas. Aquellas personas altamente creativas, son proclives a sobresalir de otras en 3 aspectos: saben a profundidad esa tarea, usan el pensamiento divergente, a través del lóbulo frontal, y modulan neurotransmisores, como la noradrenalina y la dopamina en el lóbulo frontal.

De tal manera, que al parecer el lóbulo frontal es la región del córtex más significativo de la creatividad. Dicho estudio también enfatizó los vínculos entre el sueño, el estado anímico, y la depresión, con la creatividad. Asimismo, otro estudio reveló que la creatividad es mayor en los sujetos esquizoides que en los esquizofrenicas, en contraste con el resto de las personas.

El pensamiento divergente suele vincularse con el estímulo bilateral del córtex pre frontal, los esquizoides al parecer tienen un estímulo superior de su córtex prefrontal derecho. Dicho estudio sugiere la teoría, que estas personas poseen un mejor acceso a los dos hemisferios, lo cual les permite establecer nuevos vínculos a un ritmo más rápido.

Características

Acerca de las propiedades de la creatividad, además de conocer más a fondo lo qué es ser creativo, hay que establecer y precisar, que todavía no hay modelos fijos sobre el individuo creador, aunque ciertamente, todos poseen ciertos parecidos entre sí. Pero veamos tales similitudes para entender más sobre este aspecto tan complejo de la mente humana:

  • Manifiestan mayor curiosidad e interés intelectual.
  • Disciernen, perciben y visualizan su entorno de forma diferenciada.
  • Poseen en sus cerebros gran volumen de información que son capaces de combinar, seleccionar y extrapolar para solucionar problemas.
  • Demuestran un adecuado sentido de empatía hacia la gente, y por las ideas divergentes.
  • Una buena porción de ellos, suelen ser introvertidos.
  • No prestan atención a lo que otros piensan de ellos, siendo por tanto, muy liberales en sus restricciones e inhibiciones convencionales.
  • No se conforman con sus ideas, aunque, tampoco son anti conformistas; lo que los coloca como auténticos e independientes.
  • Tienen una excelente capacidad de análisis y de síntesis.
  • Son portadores de una muy buena redefinición de su entorno, es decir, para reajustar ideas, conceptos,  personas y cosas, para trasponer las funciones de los objetos, y usan nuevas formas y modelos.

Cuantificación creativa

En este mismo sentido, se deben exponer algunas de las variables generalmente usadas para ponderar la creatividad, en la compleja mente humana, teniendo dentro de ellas, las siguientes:

  • Fluidez: indica la habilidad de generar nuevas ideas y vínculos de las mismas sobre algún concepto, objeto o situación.
  • Flexibilidad: supone la habilidad para adaptarse de forma rápida, a nuevas situaciones y trabas fortuitas, acudiendo a vivencias anteriores, y adaptándolas a su nuevo entorno.
  • Originalidad: representa la facilidad para percibir y observar las cosas, de manera única y diferente a los demás.
  • Elaboración: es el nivel de acabado, lo que posibilita construir cualquier cosa, a partir de alguna información previa.
  • Sensibilidad: habilidad para percibir los problemas, la apertura frente a su entorno, la cualidad enfocada al interés por las personas, elementos y situaciones externas a la persona.
  • Re definición: es el modo de comprender las ideas, conceptos u objetos de forma distinta a cómo se había hecho anteriormente, aprovechándose de ello, con el objetivo de complementar los nuevos.
  • Abstracción: supone analizar los componentes de un proyecto, y de entender las relaciones entre dichos componentes; por tanto, es extraer detalles de un todo previamente elaborado.
  • Síntesis: este es lo contrario a la abstracción, y es la capacidad de combinar diversos componentes para llegar a un todo creativo. Lo cual quiere decir, que es un proceso que parte del análisis de los elementos de un problema, capaz de generar otras definiciones concluyentes de la realidad del fenómeno objeto de estudio.

Mientras que el análisis detalla y describe, y la síntesis concluye con explicaciones creativas de la operatividad de un sistema o un problema. Esto en razón de que la síntesis conlleva a una redefinición, al establecer nuevos relacionamiento entre las partes de un sistema, indistintamente de su ámbito de actuación, como el social, político, laboral, comunicaciones, entre otros.

Fases

Para desarrollar este tema, es pertinente traer a colación a Graham Wallas, quien llevó a cabo un estudio llamado El arte del pensamiento en 1926, el mismo, expuso uno de los modelos iniciales del proceso creativo, llamado el modelo de Wallas, cuyos enfoques creativos e iluminaciones, se explicaron en un proceso novedoso, que consta de 5 etapas a saber:

  • Preparación: antesala de algún problema planteado, donde se enfoca en la mente y explora sus dimensiones.
  • Incubación: en esta fase, el problema se interioriza en el hemisferio derecho, y refleja que nada pasa de forma externa.
  • Intimación: se refiere al caso de cómo el creativo intuye una solución próxima. En diversas ediciones, este modelo se modificó en 4 etapas, donde intimación, se percibe como una sub-etapa.
  • Iluminación o insight: es el momento cuando la idea creativa pasa del procesamiento interior, al la fase consciente.
  • Verificación: una vez dicha idea es consciente y constatada, elaborada y después aplicada.

Existen ciertas investigaciones que pretenden aclarar, si el tiempo de incubación, implicando un tiempo de interrupción o descanso del problema, coadyuva a solucionar de forma creativa el problema. Al respecto, se han manejado ciertas teorías de cómo la causa del tiempo de incubación sería útil, ciertas pruebas resultan coherentes con la hipótesis, y prueban que la incubación colabora en olvidar pistas falsas.

Por su parte, la ausencia de incubación puede ser capaz de conducir al solucionador, a permanecer en algunas tácticas inadecuadas Esta idea se colocar en conflicto con la anterior teoría, sobre que las soluciones creativas emergen misteriosamente de la profundidad mental, cuando el consciente está haciendo otras tareas.

En este aspecto, percibía Wallas, a la creatividad como parte del legado del fenómeno evolutivo, y que permitió a los seres humanos adaptarse con rapidez a los ambientes cambiantes. Por su parte, Arthur Koestler, define al respecto, los niveles que se relacionan con los estados de consciencia de la neurociencia, estas fases son:

  • Lógica: señala el modo como tiene lugar la formulación del problema, la recopilación de información relacionadas con el problema, y una búsqueda inicial para solucionarla.
  • Intuitiva: cuando no se está conforme con la solución propuesta, el problema toma autonomía, se crea otra vez, e inicia una nueva gesta resolutiva, y una maduración de alternativas, durante un tiempo que a veces puede resultar muy extenso en la fases de maduración. Esta divergente del proceso, es porque tiene lugar solo en la mente del creativo; cuando tiene lugar la iluminación, es decir, se manifiesta la solución.
  • Crítica: en esta fase el inventor se entrega al análisis del descubrimiento, precede a la constatación de la validez del mismo, dándole los últimos retoques.

Niveles de Taylor

Por su parte, el autor Alfred Edward Taylor resalta de su estudio, otras 5 modalidades o formas de expresión de la creatividad en las personas, tal como se detallan los niveles a continuación:

  • Expresivo: guarda relación con el descubrimiento de otros modelos de expresión de sentimientos, como es el caso de los dibujos de los niños, que sirven como un medio de comunicarse consigo mismo, y con su entorno.
  • Productivo: corresponde al aumento de la técnica de ejecución, y hay mayor preocupación por la cantidad, que la forma y el contenido.
  • Inventivo: obedece al sector donde se concentra la mayor cantidad de inventiva, así como la capacidad para descubrir nuevas realidades; al tiempo, que exige flexibilidad perceptiva, a fin de detectar nuevos vínculos, aplica tanto en el campo de la ciencia como en el arte.
  • Innovador: este obedece a la fase donde interviene la originalidad de la persona.
  • Emergente: corresponde a la definición del talento o genialidad; en dicho nivel, no tienen lugar aquellas modificaciones de principios antiguos, sino que supone la creación de principios nuevos.

Factores de Torrance

Finalmente, se debe hacer referencia al cubo de Necker, concebido como el cubo imposible, que usa el mélford, para mostrar los 4 factores del proceso creativo en el ser humano:

  • Fluidez: se refiere a las palabras, ideas, asociaciones y expresiones.
  • Flexibilidad: corresponde a las distintas categorías.
  • Originalidad: corresponde a la unicidad, lo realmente novedoso.
  • Elaboración: alude la sensibilidad o el análisis de los detalles.

Medio social y creatividad

Los diferentes formas de agrupaciones humanas, son al mismo tiempo, limitadores o potenciadores de la creatividad, al tiempo de conformar su identidad. La cultura y la creatividad son elementos accesorios de la inventiva del hombre, la cual descansa en la imaginación, y se plasman dando a su vez, los rasgos de identidad.

La creatividad emerge de la ficción y el ingenio, liberándose de la conformidad y el convencionalismo, a fin de rellenar los vacíos que la mente lógica no es capaz de hacer, de pensamientos e ideas más allá de la realidad, prometiendo futuro.

De esta forma, la innovación en los negocios se logra en este sentido, prestando una cuidadosa atención a la investigación y el desarrollo, o bien, pueden ser desarrolladas por alteraciones comunes, llevadas a cabo en la práctica laboral, por intercambios y combinaciones de experiencia profesional, y de otras muchas formas.

En todo caso, las innovaciones creativas se documentan y protegen a través de patentes u otro modalidad de propiedad intelectual. Inclusive, el nivel de innovación de una zona puede valorarse con la cantidad de patentes generadas. Dicha innovación no requiere ser tecnológica necesariamente.

Es decir, pese a no producirse ninguna novedad tecnológica, cuando la cadena de comida rápida McDonald’s aplicó el concepto de su línea de producción, y crear un restaurante, pudo contratar empleados con poca experiencia para elaborar enormes volúmenes de alimento, y con una calidad estándar y rápidamente, inventando la novedosa industria de la comida rápida.

En este sentido, Sánchez Burón propone 4 componentes fundamentales, y los cuales permiten exponenciar la creatividad en diversos ámbitos, pero especialmente, en la industria, tales como son, el producto creativo, el sujeto creativo, las fases creativas y los ambientes propicios para la creatividad.​

Mientras que Greene, agrega que, cuando se vive en una condición donde no hay diversidad de recursos, el ser humano se torna agudamente más consciente de sus límites, y se ven obligadas a lograr un mayor provecho de lo que poseen, lo cual lo conduce a convertirse en seres inventivos y creativos.​ Por tanto se puede definir la economía creativa, como el conjunto de sectores de este campo, que centran sus esfuerzos en la creatividad. Incluyendo, la economía del conocimiento y la industria cultural.

Y al mismo tiempo, las personas creativas resultan paradójicas, en el sentido de que en ellas se presenta de forma simultánea, algunas características que pueden resultar opuestas entre sí. Logrando que la creatividad admita la paradoja, la luz, la sombra, la inconsistencia, inclusive, el caos; donde las personas creativas experimentan ambos extremos con la misma intensidad.

De tal modo, que obedece a las personas que pueden poseer un nivel muy alto de energía, alternando con lapsos de mucha calma y quietud. Con la enorme capacidad de concentración, y son capaces al mismo tiempo de trabajar durante horas. Pese a que los lapsos de actividad son seguidos de tiempos inactivos, o calmada reflexión, que son muy importantes, porque de ellos emergerá el próximo proyecto.

La paradoja se evidencia además, en estas personas son al mismo tiempo, introvertidos y extrovertidos, toda vez que demandan de tiempos de soledad, pero también, requieren rodearse de otras personas. Este tipo de personas creativas, pueden usar tanto un pensamiento divergente, es decir, más intuitivo y visionario, generando valiosas ideas, para cambiar de una perspectiva a otra, de establecer asociaciones de ideas poco comunes; así como el pensamiento convergente, que es cuando el pensamiento lógico y racional apunta a solucionar problemas con modelos concretos.

Estas personas, pueden poseer una muy alta autoestima, o hasta mostrarse arrogantes eventualmente, pero de la mano de las dudas sobre sí mismos, y poca autoestima. Esto puede deberse por una parte, a que son rebeldes y autónomos y, por la otra, ser tradicionales y conservadores. Pues deben mantener su ingenuidad de la infancia, y un tilde de inmadurez, junto con una sabiduría especial, siendo capaces de sorprender con ideas profundas y originales.

Asimismo, alternan entre la imaginación y la fantasía por un lado, y un enorme sentido de la realidad, por otro. Ello a pesar de que su naturaleza especialmente sensible, los expone a sentir un alto nivel de sufrimiento, a la par de ser capaces de sentirse enormemente felices. Puesto que la felicidad alterna en ellos, de la misma manera que la desesperación. Así de compleja es la mente creativa.

¿Qué es ser creativo en realidad?

Ya para finalizar este tema tan complejo e infinito sobre qué es ser creativo, el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, responde la manera magistral a esta interrogante, en su obra Fluir, y quien ha aportado gran parte de sus esfuerzos investigativos en descubrir a las personas creativas. De acuerdo a visión, si existe una palabra para definir a las personas creativas, y el porqué difieren de sus pares, y ese término es complejidad. Pues, en lugar de ser un individuo, son una multitud.

Tal complejidad es una muestra manifiesta, en que estas personas son capaces de expresar plenamente la totalidad de los rasgos latentes y manifiestos en todo el conjunto humano. Donde mayormente las personas expresan un solo extremo de ellas, mientras que las personas creativas,van de un extremo a otro, según lo demande la situación. Por tanto, son personas con una enorme capacidad de adaptación a distintos eventos, y manejarlas con lo que haga falta, para lograr sus objetivos.

Si te pareció útil esta información, puedes leer también:

Deja un comentario