Ventajas y desventajas de un servidor o hosting compartido

En otras entradas hemos referido la importancia de los hostings en diversos contextos web, pero ¿Conoces las ventajas y desventajas de un servidor web o hosting? Pues bien, en esta ocasión queremos ofrecer una panorámica un poco más ilustrada específicamente, sobre los pro y contras de ser parte de un hosting comunitario, mejor conocido en el argot del sector, como plan de alojamiento web o Shared Hosting Plan.

Hosting Compartido: Ventajas y Desventajas

En concordancia con lo anterior, con seguridad conoces el hosting compartido y, por referencias en otros temas donde este elemento tiene presencia como parte del proceso web, pero como ha sido el tópico central, apenas tendrás alguna idea de lo que significa un alojamiento web, y menos aún, las ventajas y desventajas de un servidor local, no estando claro por tanto, lo que realmente significa e implica para una página web.

Pero tranquilo(a), para eso se ideó esta entrada, para aclarar las dudas al respecto, mostrando de primera mano lo qué es el hosting y el apoyo que aporta a cualquier página web. Debiendo precisar, que un servicio de hosting compartido, se sugiere especialmente para atender nuevos emprendimientos, blogs, webs empresariales y comercio en línea, que demandan almacenamiento de datos de forma masiva, o configuraciones especiales del servidor.

¿Qué es un hosting compartido?

Para iniciar el tema sobre las ventajas y desventajas de un servidor, es conveniente conceptualizar lo qué es un hosting común, donde dicho vocablo se relaciona con una forma de hospedaje comunitario, a cuyo nicho acuden diversas páginas web para hospedarse en un mismo servidor para su funcionamiento.

Esta modalidad posee una demanda considerable puesto que por lo general, son los más atractivos, favorables y accesibles para ciertos sectores, porque se ajustan al presupuesto de los clientes. Para graficar mejor lo referido hasta este punto, y aclarar más estos conceptos, enseguida mostraremos un ejemplo:

Este tipo de servicio suelen contratarlo los hoteles de mediano tamaño; pues al tener diversas habitaciones, deben contar con un servidor también con numerosas cuentas de hosting.

En este supuesto, si el hotel adquiere un espacio o alojamiento hosting, tendrá algunos beneficios, como es el caso de que cada habitación podrá alojar a más de una persona, según los beneficios ofertados y disponibles, como los multidominios. Este podrá escalar de acuerdo a los requerimientos, ya que existirán habitaciones grandes o más chicas. Y donde el dueño del hotel, debe garantizar la comodidad y seguridad del cliente en la habitación.

¿Qué considerar antes de contratar un hosting compartido?

Para complementar lo expuesto anteriormente, es conveniente señalar algunos factores que se deben evaluar, previos a la contratación de un hosting de estas características, es decir, se debe prever el volumen de visitas que se tendrán diariamente, siendo este elemento uno de los factores determinantes para contratar dicho servicio.

Una muestra ilustrativa de este supuesto, puede ser un blog o página web dedicada a las ventas online, que eventualmente puede alcanzar unas 2 mil visitas/ hora; y un hosting comunitario o compartido, sin duda, no soportará tal magnitud de tráfico.

Ventajas 

Es aconsejable, que previo a la contratación de un servidor compartido, se tengan sobre la mesa, las necesidades de conectividad y el volumen del tráfico que tendrá la web; ello con la finalidad de evaluar los beneficios o ventajas que ofrecerá un hosting compartido.

Pues sólo así se podrá decidir de manera objetiva, si este es el servicio de alojamiento que requiere el sitio web. Por ello, y con la intención de contribuir a la mejor elección, a continuación abordaremos las prestaciones y ventajas que se obtienen al tener ser parte de un alojamiento web compartido.

Fácil manejo

Su facilidad de gestión, no requiere contar con un dominio avanzado sobre este tema, pudiendo iniciar el proyecto web que se esté desarrollando de inmediato, ya que esta modalidad de servicio colectivo o compartido facilita el manejo de las aplicaciones usando sus canales de control, o acceso privado de clientes, pudiendo controlar personalmente todos los ficheros y servicios que se posean.

Precio económico

Otra de las ventajas, es que un servicio compartido resulta más económico, lo que permite comenzar a desarrollar la web, sin tener que erogar una pequeña fortuna por ello, gracias a su costo accesible permite contratar lo que en realidad se requiere.

Escalable

La modalidad de disponer de un servicio de hosting web compartido, ofrece al cliente o usuario la posibilidad de ir escalando según sus demandas, es decir, se puede iniciar con un plan genérico e ir subiendo conforme lo requiera el proyecto, sin que se lleve a cabo alguna interrupción del servicio.

Soporte técnico

El soporte técnico lo ofrecen casi todos los proveedores de hosting, con el fin de aportar al cliente la posibilidad de que estos gestionen el servicio que ofrece el alojamiento web compartido, como los correos y dominios. Y adicional a esto, muchos brindan soporte sobre las aplicaciones, optimizando sus servidores para este fin.

Son multidominios

Este atributo aplica según el tipo de administrador que se tenga, no obstante, buena parte de estos autorizan el alojamiento de más de una web en tu mismo plan de hosting, de acuerdo al tipo de cuenta y la capacidad del disco, traspaso mensual, así como recursos conferidos en el plan que se posea.

Gestión y mantenimiento del servidor

Por último, se tiene la gestión y mantenimiento, debiendo agregar, no debe existir ninguna razón para preocuparse puesto que el proveedor de hosting, como el caso de Webempresa, se hace cargo de la tarea; además de estar atentos a la actualización del servidor.

Desventajas

Ahora bien, llegamos al punto que no gusta y que es objeto del presente post sobre ventajas y desventajas de un servidor compartido, como son los contra de afiliarse a ciertos servicios de alojamiento web comunitario.

Donde pese a ser es un servicio que aporta una excelente eficiencia, ciertamente al compartirse dicho servicio también reporta sus puntos débiles, los cuales se dan a conocer para evitar futuros contratiempos, como los que se señalan a continuación:

Exceso de consumo o malas intenciones por parte de otros usuarios

Ciertos proveedores de servicios hosting, no adoptan las acciones de seguridad pertinentes, como es el caso de la segmentación de las cuentas en Webempresa, de tal forma, que de presentarse la posibilidad de fallas o exceso por parte de otros usuarios, lo que eventualmente podrá afectar a las otras cuentas en ese servidor.

Software y hardware compartido

Todos los recursos disponibles en el servidor, tales como el sistema operativo, capacidad del disco, tránsito mensual o IP del servidor, etc., son compartidos por partes iguales por todos los usuarios, lo que supone un problema para muchos de dichos usuarios.

Recursos limitados

De igual forma se debe agregar, que casi todos los proveedores del servicio de hosting no permiten personalizar un plan que responda a las necesidades particulares del cliente o usuario, donde el proveedor limita los recursos disponibles, tales como:

  • Memoria RAM.
  • CPU.
  • Cuentas de correo.
  • Bases de datos.
  • Tamaño de bases de datos.
  • Capacidad del disco.
  • Transferencia mensual.

Fallo de seguridad

Asimismo, puede ocurrir que en un evento específico se dé alguna falla a nivel de seguridad y de servidor, así como el corte de energía, hackeo, entre otras fallas. En cuyo caso, resultarán impactadas todas las webs que tengan alojamiento en el servidor, lo que sin duda es aterrador para muchos clientes.

Personalización en configuraciones del servidor

Otra de las desventajas, es que no se puede personalizar en configuraciones del servidor; imposibilitando hacer cualquier cambio en el mismo, ya que todo lo que se lleve a cabo en dicho servidor, será capaz de afectar al resto de los clientes o usuarios.

Responsabilidad

De igual forma, la responsabilidad no siempre recae en el proveedor de hosting, por lo que se deben adoptar algunos medios de protección de manera personal, a fin de que la web no sea expuesta a posibles agresiones por medio de instalaciones de plugins o códigos maligno y nocivos.

Debido a estas desventajas, muchas empresas optan por servidores VPS, pues los recursos están fuera de alcance, lo que quiere decir, que el servidor posee 32 GB de RAM para un solo cliente. De hecho, el VPS puede ser una opción escasa para ciertos proyectos.

Conclusiones

En este punto no queda más que agregar que, al contratar los servicios de un hosting compartido, lo conveniente es evaluar una serie de elementos para atender las necesidades particulares. Pues como bien se refirió a lo largo de este post, si bien es cierto se pueden obtener muchas ventajas, también se pueden reportar algunas desventajas. Pero veamos las características que debe brindar un buen servicio:

  • Excelente relación calidad/precio.
  • Instalación automática de las aplicaciones para desarrollo web.
  • Sistema de copias de seguridad.
  • Hay que cerciorarse que sea un servicio de hosting flexible, donde no haya motivos de preocupación por el desarrollo de un proyecto.
  • Soporte técnico las 24 horas; lo que es muy significativo, pues en cualquier momento puede sobrevenir algún accidente o falla con el sitio web, y se requiera del apoyo técnico y profesional.
  • Acciones de seguridad existentes a nivel del servidor, como el enjaulado de cuentas, a fin de que el consumo de recursos no impacte al resto de cuentas de hosting; antivirus y acceso a certificados SSL.
  • Que disponga de discos SSD para aminorar falla, e incrementar la velocidad de la web.
  • Que ofrezca instrumentos adicionales para optimizar la web, para reportar un mayor provecho del proyecto.
  • Documentos, lo que conlleva a que el proveedor disponga de blog propio, guías o tutoriales, a fin de ofrecer soluciones al cliente.

Si te gustó este tópico, quizá te interese algunos de los siguientes temas:

Deja un comentario